Un plan estratégico para analizar a los refugiados sirios direccion de inteligencia criminal

la direccion de inteligencia criminal analiza el perfil de los nuevos refugiados

La mision Beirut fue encabezada por la direccion de inteligencia criminal

Con las tiernas fotos de los refugiados de Medio Oriente arribando a comienzo de este mes al aeropuerto de Ezeiza, hay otra historia -pero estas no fueron dadas a conocer- respecto al trabajo desarrollado por un grupo de argentinos que visitó en el país de Oriente para definir si los que requieren cobijo no resulten un riesgo para la seguridad nacional. Conoce todos los detalles de la denominada Misión Beirut, desarrollada en los meses pasados por funcionarios del Ministerio de Seguridad y Cancillería, personal de inteligencia y miembros del Grupo Alacrán de Gendarmería que viajaron a la capital del Líbano con la finalidad de evaluar a 63 personas sirias que se propusieron para el programa de refugio humanitario que brinda la Argentina y que brindó alojamiento a mil quinientas personas provenientes de este país, núcleo de la actividad terrorista del Estado Islámico. “La meta es confirmar que en ninguno de los casos provenientes de una de las zonas más sensibles de la actuación del Estado Islámico tenga relación con las bandas terroristas preparadas a atentar en distintos areas del planeta”, comentó uno de los integrantes del grupo que viajó.

El reporte con las definiciones de la investigación ya está en manos del presidente de la nación y se aguarda la aprobación para brindar una emisión donde se decidirá por otra tanda de los más de 1.500 sirios que tienen pendiente los visados.

Los riesgos que no se tuvieron en cuenta

El gobierno anterior apoyo la implementación del Proyecto Siria -después fue parada por la administración Cambiemos- no se planeo en sus orígenes ningún tipo de verificación sobre las identidades de aquellos que solicitaron refugio. Gran error. “En una situación de guerra, las identidades son principalmente complicados de corroborar dando lugar a situaciones como por ejemplo la usurpación de identidad, los inmigrantes ilegales, el rapto de pequeños y huida de muchos culpables de crímenes de lesa humanidad con identidades fraguadas”, sostiene el reporte. La crisis que desterró a cinco millones de sirios en el último tiempo causó que por unos cuantos U$D tengan la posibilidad de tener documentos originales de Siria legales. Atras de estas acciones de fraude podría esconderse un plan terrorista. Las posibilidades son abundan. 2 de los atacantes del teatro Bataclan de París (incidente ocurrido el 13 de noviembre de 2015) resultaron ser iraquíes que ingresaron al país por Grecia con documentos sirios obtenidos de forma ilegal. “Por este motivo era fundamental corroborar que los datos de los documentos fueran fidedignos, por este motivo se llevó a cabo un método firme en reuniones con los interesados, el análisis de los documentos y un reconocimiento facial realizado con la tecnología más actualizados que existe en la actualidad, la misma que manejan en Estados Unidos para identificar el cadáver de Bin Laden, en el entorno de la Operación Arpón de Neptuno”, explicó la fuente consultada. Los datos obtenidos en este procedimiento fue entrecruzada con los bancos de datos de las entidades de inteligencia norteamericana, lo que posibilitó definir o desechar la el vínculo entre los entrevistados y cualquiera de los terroristas (o allegados) esta información se encuentra clasificada. De la totalidad de los consultados, siete no pasaron cualquiera de los tres métodos de comprobación y se les negó el pedido de refugio.

Cuáles son los pasos a seguir en este momento

A pesar de la importante tarea llevada adelante por los integrantes de este viaje, una pregunta que desvela a los funcionarios de nuestro gobierno: ¿cómo verificar las legitimidad de los 1.500 sirios que ya se encuentran en el país previamente a este metodo de seguridad? Una tarea incompleta que tendrán que superar sin saltar las garantías humanitarias que traen este tipo de pactos de ayuda internacional. “No podemos permitir otro ataque en la Argentina y para prevenirlo, debemos permanecer alertas a cualquier tipo de tentativa por las agrupaciones terroristas que en el presente no necesitan de una importante logística para provocar problemas importantes”, finalizó el especialista.